¿Qué es el Modelo del Diamante? Explicación

El Modelo del Diamante de Michael Porter para la ventaja competitiva de las naciones, ofrece un modelo que puede ayudar a entender la posición comparativa de una nación en la competición global. El modelo se puede también utilizar también para regiones geográficas más amplias.

Ventajas tradicionales del país

Tradicionalmente, la teoría económica menciona los siguientes factores de la ventaja comparativa para las regiones o los países:

  1. Tierra
  2. Ubicación
  3. Recursos naturales (minerales, energía)
  4. Mano de obra, y
  5. Tamaño de la población local.

Debido a que 5 de estos factores apenas pueden ser influenciados, estos promueven una visión pasiva (heredada) con respecto a las oportunidades de la económica nacional.

Cadenas productivas

Porter dice que el crecimiento industrial sostenido difícilmente se podrán construir siempre sobre la base de los factores básicos heredados, antes nombrados. ¡La abundancia de tales factores puede minar realmente la ventaja competitiva! Porter introduce un concepto llamado “racimos” o grupos de firmas interconectadas, de proveedores, de industrias relacionadas, y de las instituciones, que se presentan en ciertas ubicaciones.

Estos racimos son concentraciones geográficas de compañías interconectadas, de proveedores especializados, de proveedores de servicio, y de instituciones asociadas, en un campo particular. Crecen en las ubicaciones en donde hay suficiente recursos y capacidades; se amontonan y alcanzan un umbral crítico, dándole una posición dominante en una determinada actividad económica, con una decisiva y sostenible ventaja competitiva  sobre otros lugares, o aún logrando la supremacía mundial en este campo. Porter dice que los racimos pueden influenciar la competitividad de tres maneras:

  • Pueden aumentar la productividad de las compañías en el cluster.
  • Pueden conducir a la innovación en el campo de actividad.
  • Pueden estimular nuevos negocios en el campo.

Algunos ejemplos bien conocidos de Clusters en E.E.U.U. son el Silicon Valley (computadoras) o Hollywood (películas); en los Países Bajos/Rotterdam (logística); en la India/Bangalore (tercerización) de softwares; en Francia/París (moda).

Según Porter, en general la ventaja competitiva de naciones es el resultado de 4 avanzados factores y actividades ligados, en, y entre, las compañías que participan de estos clusters. Éstos factores se pueden influenciar de una manera proactiva por el gobierno.

picture_porter_diamond

Factores avanzados ligados para la ventaja competitiva

  1. La Estrategía, la estructura y la rivalidad entre las firmas. El mundo es dominado por condiciones dinámicas. La competencia directa impulsa a las firmas a trabajar para aumentar en productividad e innovación.
  2. Condiciones de la demanda. Si los clientes en una economía son muy exigentes, la presión que se pone sobre las empresas será mayor y las obligará a mejorar constante su competitividad vía productos innovadores, de alta calidad, etc,.
  3. Industrias de soporte relacionadas. La proximidad espacial de industrias ascendentes y descendentes facilitará el intercambio de información y promoverá un intercambio contínuo de ideas e innovaciones.
  4. La Condición de los factores. Al contrario de la sabiduría convencional, Porter discute que los factores “dominantes” de la producción (o los factores especializados) son creados, y no heredados. Los factores especializados de la producción son trabajo experto, capital e infraestructura. Los factores “No claves” o los factores de uso general, tales como trabajo inexperto y materias primas, los puede obtener cualquier compañía y, por lo tanto, no generan ventaja competitiva sostenida. Sin embargo, los factores especializados implican una fuerte y constante inversión. Son más difíciles de copiar. Esto crea una ventaja competitiva, porque si otras firmas no pueden copiar fácilmente estos factores, estos se vuelven valiosos.

El papel del gobierno en el Modelo del Diamante de Porter

El papel del gobierno en el Modelo del Diamante de Porter es actuar como un catalizador y desafiador; es animar – o aún empujar – a las compañías para que levanten sus aspiraciones y se muevan a niveles más altos del desempeño competitivo. Debe animar a las compañías para que levanten su desempeño, estimulen la demanda primaria por productos avanzados, se enfoquen en la creación de factores especializados; y estimular la rivalidad local limitando la cooperación directa, y haciendo cumplir las regulaciones anticompetitivas.

La ventaja competitiva de las naciones

Porter introdujo este modelo en su libro: “The Competitive Advantage of Nations”, después de hacer una investigación en diez naciones líderes en comercialización. El libro era la primera teoría de la competitividad basada en las causas de la productividad, por la cual las compañías compiten. En vez de las ventajas comparativas tradicionales tales como recursos naturales y mano de obra barata.

Autor:

logo_12manage_rr_234_40

Related Posts